domingo, 24 de junio de 2007

“Se trata, ni más ni menos"

Un llamado artículo de Miguel Concha (el decano de los derechos humanos de La Jornada) propone una ley llamada “Ingreso de Ciudadano Universal”. “Se trata, ni más ni menos, de garantizarle a todas las personas el contar, independientemente de su forma de inserción o no en el mercado laboral, la capacidad de existir y tener una vida digna”.
La palabra clave es “garantizar”. Lo de “independientemente de su forma de inserción o no en el mercado laboral” también me gusta mucho. Es una propuesta con profundas implicaciones éticas (por supuesto), sociales y todo lo demás. Es “un avance en la desmercantilización de la existencia”, cuando “la sobrevivivencia esté por encima del mercado”. El IGU “significa igualmente el reconocimiento del valor social de todos los tipos de trabajo no remunerados o sin fines de lucro”.
¿Estoy leyendo bien? Un autoridad de los derechos humanos en el país (además un sacerdote católico, dominico), publicado en un periódico prestigiado, propone que nadie debe tener que trabajar. “Una transferencia monetaria garantizada," dice, "por el Estado a todos los habitantes del país, para satisfacer sus necesidades básicas, ampliar su libertad de decisión y aumentar su autonomía”.
¿Hay alguien por allí quien considera esto digno de reflexión seria? ¿Y qué tal la pésima y pedante redacción? Obvio que Miguel Concha nunca ha tenido que trabajar ¿pero hay algo más?

1 comentario:

  1. ¿Y de qué agujero neo conservador o neo liberal saliste tú?

    Obvio que Miguel Concha es un gran luchador por la paz y su propuest tendría sentido a cualquiera que no esté vendido ya al mercado--como tú.

    ResponderEliminar